| 
  • If you are citizen of an European Union member nation, you may not use this service unless you are at least 16 years old.

  • Stop wasting time looking for files and revisions. Connect your Gmail, DriveDropbox, and Slack accounts and in less than 2 minutes, Dokkio will automatically organize all your file attachments. Learn more and claim your free account.

View
 

GreenAdventure

Page history last edited by Stella 7 years, 10 months ago

Green Adventure

 

((hay una versión en Inglés de este artículo

en el libro-e de Permacultura Integral

>> http://bit.ly/KUD0dI))

y en español + más al día aquí


En el 1995 fueron niños entre 4 y 16 años a plantar el primer bosque comestible de Green Adventure, en un pequeño trozo de cespéd rodeado de cemento de un barrio en el sur de Londres, que los vecinos llamaban "el cagadero de los perros". 

 

Con una naiveté de principiantes pedimos al ayuntamiento de dejarnos ese trozo de tierra para un bosque comestible comunitario, les explicamos en una hoja de A4 como eso cumplía con los criterios de Agenda 21 Local y dentro de pocos meses nos encontramos ahí, no solo con el permiso de las autoridades si no con ua nueva valla y tablón de anuncio cortesía del ayuntamiento, con una docena de árboles y arbustos de fruta + hierbas aromáticas en macetas compradas en el vivero local, 3 amigas armadas con una caja de pinturas para la cara y un par de herramientas de jardín, para atraer a los niños que pasaban por ahí, un frío domingo de noviembre.  

En una sola mañana, cada una de esas plantas fue plantada por los niños que vivían justo al lado, en cutres apartamientos de protección civil, que así empezaron a conectar con la tierra y aprender de dóde llegaba su comida.

 

Hay cantidad de aventuras y descubrimientos emocionantes que siguieron a lo largo de los años, que tal vez nunca tendré el tiempo de sentarme a escribir (hay muchos árboles bebé para transplantar ahora mismo en el vivero) y cuando volví a visitar en el 2004, casi un década después, en pleno Junio nos llenamos la panza de deliciosa fruta variada de ese hermoso y productivo vergel en el medio del cemento.    Me arrepiento solamente de no haber mantenido contacto con estos niños (sarán jovenes adultos ahora, ¿que piensarán de su bosque?) y de no haber plantado muchos más de los 3 bosques comestibles en Londres que siguieron a este.

 

Green Adventure era una associación creada por un grupo de amigas que querían llevar los ideales de Agenda 21 Local a la práctica usando los principios de permacultura.

 

Solo nos queda una foto de su día de empiezo del primero, en Camberwell Green, sur de Londres:

 

 

bosGa.jpg 1995, primer día de plantación:

Sibonha, 4 años, con Stella (entonces 29 años),

con cara pintadas de pallazas.   Nota puro césped detrás, pero ya con vallado

cortesía del ayuntamiento local, en preparación para nuestro bosque comunitario.

 

 

Luego estas fotos de abajo fueron tomadas en Junio 2004, casi 10 años despúes

- una vísita muy rápida en la cual dos de las fundadoras (Janine y Stella)

disfrutamos de ver como había crecido el bosque .. y comimos de su fruta

 

(las dos nos habíamos mudado a otras zonas varios años después de crear ese bosque

con los niños del vecindario: Janine a otra parte de Londres, y Stella a Canarias)

 

 

bosqu5.jpg Janine era una de las que lo inició y apoyó a los jóvenes a lo largo de los años:

con la idea de un domingo de trabajo por mes (que a menudo no se realizaba porqué nos gustaba mucho dormir ese día),

y casi siempre con alguna actividad lúdica además de cuidar el bosque (barbacoas, juegos, etc.), todos los que querían iban aportando pequeños regalitos al bosque:

ej. un hombre hizo una silla de madera, otro escarvó una charquita, cualquiera podía ir ahí y plantar algo.

 

bosqu6a.jpg Seto de fruta (frambuesas, moras, grosellas, etc.) esconde la valla metálica en casi todo el perímetro - este es el borde sur

 

bosq6b.jpg borde norte: se ve un parque municipal en el fondo, rodeado por carretteras. 

El Bosque Comestible en primer plano está rodeado por lajas de cemento por 3 partes, y una carrettera por una parte.

 

bosqu3c.jpg Janine con una bolsa del super que llenamos de fruta (después de llenarnos la barriga)

 

bosqu7.jpg Janine con una pareja local que habitualmente visita el bosque con su perro.

Descubrimos que fueron clientes del sitema de cajas de verdura cuando empezó, en el 1995 ... lo dejaron solo porqué mudaron de Londres para unos años .. y les encantó saber que todavía existía (solo ha cambiado de oficina) .. se iban a re-appuntar

 

bosq4a.jpg Stella con mucha, mucha fruta ...  grosellas, un arbusto y fruta con alto contenido de vitamina C

 

 

bosq7.jpg Seto de avellana con ciruelos

 

 

bosq8.jpg Avellanas en el seto, madurando.

Hay una mezcla de moras y avellanas en el borde oeste del bosque ... combinación divina de comida! (maduran al mismo tiempo, en otoño)

 

 

bosq9.jpg También una cosecha importante de este bosque es ... la basura!

La gente que pasa en esta plaza a menudo tira basura y, usando el importante principio permacultural "El Problema es la Solución", trasformamos esa basura en dinero para comprar más árboles.  

 

 

Más actividades con los niños

 

Si se escucha y sigue el liderazgo y la iniciativa de los niños (otro principio de permacultura "Solo ir dónde estás invitado",  o "Mini-max"), es fácil que el enfoque del bosque genere todo tipo de otras actividades sociales, lúdicas y muy educativas, con un mínimo de intervención e imaginación por parte de los adultos.

 

Por ejemplo, durante el primer verano en la vida de este bosque, los niños estaban muy inquietos durantes las vacaciones y nos venían a visitar a todas horas en la oficina de Green Adventure, que se situaba a unos 150m del bosque y justo en frente a los apartamientos dónde vivían la mayoría de los niños que lo habían plantado.

Querían jugar, hablar con nosotros, y especialmente ... usar el ordenador.

 

En un intento de sacarlos de ahí, les propusimos que vayan a cuidar a su bosque, que estaba lleno de basura, y que tal vez, si lo limpiaban bien les ibamos a dejar usar el ordenador un rato.     Aceptaron el desafío y a lo largo del día crearon una especie de competición entre ellos, para ver quien iba a tener más tiempo con el ordenador, llevando bolsas llenas de basura a la oficina como evidencia de su mérito.    Al notar que en gran mayoría se trataba de latas de bebidas o de papel vario, les sugerimos que recojen estas por separado porqué nos pueden pagar para latas y papel (había un sistema de reciclaje cerca).

 

Una mini-red de trueque infantil

 

Para su juego, empezamos contando bolsas de plástico llenas, luego les propusimos una red de trueque, que es otra forma de contabilizar.... de ahí surgió todo un proyecto de una red de trueque infantil, porqué aún que había una red de trueque funcionante en esa zona (y no tenía prohibido que se apuntaran niños), a algunos padres cautelosos no le gustó mucho la idea de que sus niños encontraran a adultos desconocidos, así que empezamos con los niños a crear una OTRA red de trueque solo para ellos, que pero podría hacer intercambios con la red de truque adulta a través de unos pocos adultos (fiables) que actuaran de puente entre las dos.   Una idea genial, y los niños se divertieron mucho a diseñar sus propias chequeras y a usar el ordenador para algo muy avanzado... hacer las cuentas!

 

Un proyecto de reciclaje en grande

 

No había más de 20 niños en total, y no todos llegaban a la misma vez, pero eran de todas edades entre los 3 y los 13 - los hermanos mayores se llevaban los hermanos menores en carritos o en brazos: era normal para estas familias de ingresos muy bajos que los niños se ocuparan de los más jóvenes mientras los padres trabajaban la gran mayoría del día.

 

Con este hilo de la red de trueque infantil no llegamos más allá de diseñar las chequeras y empezar a contabilizar sus bolsas de reciclaje en su moneda propia (que ya era una gran cosa visto que implicaba explicar algunas bases de la economía local de las cuales ni la gran mayoría de adultos se enteran!), pero hubiera necesitado más apoyo adulto para desarrollarse, no teníamos ningún fondo para trabajar con niños, y nuestros esfuerzos voluntarios no daban para más.

 

Pero el proyecto de reciclaje (a cambio de dinero real, dado a la asociación por parte de las agencias de reciclane, que alocamos a plantas para el bosque) los niños lo tomaron muy en serio y, con una profesionalidad impresionante, a lo largo de ese verano se auto-organizaron anunciando a sus vecinos que cada miércoles iban a recollectar de puerta en puerta, todas las latas y papel.  

Así que cada miércoles, sin ningún recuerdo por nuestra parte, nos llegaban regularmente grupitos de niños en la oficina con todo tipo de transporte ingenioso lleno de reciclaje (carritos para bebé, bicicletas, carritos del super..).   Cuando había muchas latas, las tiramos todas en el suelo y a pisar en ellas para compactarlas, y pronto detrás de nuestro espacio había pilas enormes de papeles y periódico.    Fuimos muy orgullososo de ellos: con su propia inciativa educaron a sus familias y vecinos con el hábito de separar la basura, y además hicieron un ejercicio sin precio de aprendizaje en liderazgo social.

 

 

La cosa más bella

 

Pero sin embargo la cosa más emocionante fue ver a niños ensuciandose las manos con tierra para la primera vez, plantando cosas y luego llevando a sus amigos y decirles: "mira, esto se puede comer, está bueno" y ofrecer hojas de unas hierbas que no habían nunca conocido antes...

 

En particular me acuerdo uno de los niños más pequeños correr en la oficina un poco asustado un día, diciendo que había algo muy raro en la valla del bosque.   Le dije de traerla y volvió con una vaina de abichuelas (las habíamos sembradas alrededor de la valla, para que treparan en ella).  No sabía que era y con sus 10+cm les parecía algo como un pequeño monstruo.    Abrí la vaina y le mostré las abichuelas dentro, diciendo que tal vez él come estas todas las semanas, pero que empezaban así, creciendo del suelo (los 'baked beans' o abichuelas en salsa de tomate en lata, son una comida barata y nutritiva muy común en inglaterra).  No se lo creía.   

 

Había muchos momentos así.   Como la niña de 4 años que, después de decidir para mucho tiempo que árbol quería plantar (todos tenían fotos de sus frutos), nos preguntó dónde tenía que plantarlo.   Porqué para nosotros un criterio fundamental del diseño de ese bosque era que los participantes de verdad sentireon que era suyo, como a todos los demás le decimos de preguntar al árbol dónde querría ser plantado: cosa que les pareció totalmente normal, y después de unos minutos nos informó "quiero plantarlo aquí" ... y era su sitio perfecto.

 

Muchos pequeños milagros crearon y mantienen a ese bosque.  Fue muy fácil, y muy muy divertido y emocionante.

 

 


Comments (0)

You don't have permission to comment on this page.