| 
  • If you are citizen of an European Union member nation, you may not use this service unless you are at least 16 years old.

  • Get control of your email attachments. Connect all your Gmail accounts and in less than 2 minutes, Dokkio will automatically organize your file attachments. You can also connect Dokkio to Drive, Dropbox, and Slack. Sign up for free.

View
 

Santis

Page history last edited by Stella 11 years, 7 months ago

Bosque Santiso

 

diseñado por Juan Carlos Camino e Iván Novoa

 

(puedes descargar la memoria aquí o leer abajo el mismo texto.  Hay mapas abajo del todo)

PROYECTO SANTISO.doc

 

 


 

IDENTIFICACIÓN DEL JARDÍN

 

 

El diseño realizado trata sobre una finca de la vivienda unifamiliar de María Jesús Vázquez Fandiño y José Agustín Santiso Miramontes, situado en el lugar de Bascuas parroquia de Millaredos Ayuntamiento de Padrón, A Coruña.

 

DESCRIPCIÓN DE LA FINCA

 

 

La superficie es de 6000m2 donde se encuentra la vivienda  y una construcción inferior utilizada como taller. El lugar se desenvuelve en un entorno rural teniendo como límite en la cara Norte un regato, hacia el Noroeste una carretera local de poco tránsito que se dirige  hacia la Esclavitud y Bascuas al Nordeste. En el limite Sur limita con un camino de tierra  y a continuación una plantación de Eucaliptos glovulus. Al Este y Oeste limita con campos agrícolas.

 

 

La vivienda es de planta baja construida siguiendo criterios ecológicos. Está situada en la zona más elevada y al Sur de la parcela donde hay mayor superficie llana. La otra construcción, más al suroeste, es un caseta de aperos convencional de bloques, situada al comienzo de la pendiente.

 

 

La finca se utilizará para el disfrute de la familia, el aprovisionamiento de alimentos, para el avance del bosque de ribera con todos los seres que lo componen. La reistauración de la vegetación ya existente, antes de la plantación de Eucaliptos glovulus como monocultivo y la recuperación del suelo y su fauna edáfica ayudada por la intervención humana para su evolución a cargo de la sucesión natural.

 

 

El estado actual de la parcela es el resultado de la tala de los Eucaliptos y la conservación de Alcornoques de distintas edades, Roble del país y Laurel. El resto de la superficie se encuentra en la primera fase de sucesión natural, esta pradera está sobre terrazas construidas para  evitar la fuerte pendiente, que oscila alrededor del 30%. Con este trabajo afloraron a la superficie del terreno numerosas piedras graníticas. Como medida preventiva se ha colocado en el borde de cada terraza  una valla de madera de Robinia speudoacacia.

 

 

CONDICIONES DE CLIMA Y SUELO

 

 

Estas condiciones influyen directamente sobre las plantas y materiales que vamos a introducir en el suelo, al igual que en el trabajo a desarrollar y en la época de actuación.

 

Clima

 

Pluviometría muy elevada, muy similar a la de Santiago.

Humedad alta, debido a  su situación geográfica y sus flujos de agua; ésta se ha incrementado por la falta de insolación causada por la masa arbórea de Eucaliptos al Sur de la finca, cuyos ejemplares rondan una altura de entre veinte y treinta metros. También influye de manera negativa la pendiente descendente hacia el Norte ya que provoca que los rayos solares incidan en menor medida sobre la superficie.

 

 

 

El régimen de temperaturas es el propio de esa latitud, sufriendo heladas en invierno que pueden ser amortiguadas o eliminadas por un sistema de riego por escorrentía superficial que provoca menor parada vegetativa en el crecimiento de algunas plantas de interés y elimina el exceso de humedad a través de la evapotranspiración.

 

Así sus condiciones climáticas mejorarían ante las heladas que son cada vez más frecuentes, en numerosas partes de Galiza, debido a los inviernos secos  de estos últimos años.

 

La exposición de vientos: fuertes predominantes, provienen del Sur  Suroeste y contienen gran cantidad de agua, por ser la dirección por donde entran las borrascas en nuestra biorregión. En el sentido contrario, al Norte, esta protegido de los vientos fríos por la barrera vegetal de Eucaliptos.

 

 

 

Suelo

 

Contiene un PH ácido, característico del suelo gallego salvo alguna excepción al Oriente de la región. Esto se debe a que la roca madre es de origen granítico y a la abundante materia orgánica anterior a la plantación de Eucaliptos. Actualmente sufre las consecuencias del precario y erróneo humus del eucaliptal. Este puede ser corregido y reorientado con el próximo cultivo.

 

 

Lo forma una vegetación que corresponde al primer estado de la sucesión natural, que lo prepara para las siguientes etapas aireándolo, aportando substancias y creando organismos. Es decir, un buen ambiente para los vegetales que están por venir.

 

 

ESTUDIO PAISAJISTICO DEL ENTORNO

 

 

    Su entorno es  rural dominando la zona el tipo de arbolado llamado “fraga”, bosque caducifolio mixto, apareciendo también bajo las plantaciones de PinoPinaster y  Eucaliptus globulus que aparecen salpicadas por el paisaje.

 

 

    La única vista desagradable es la autopista Vigo-A Coruña que dista de la finca unos 2Km aproximadamente siendo su mayor impacto el visual.

    El ambiente a recuperar es el que se encuentra al Noroeste donde está el regato y donde ya hay especies pioneras de bosque de ribera, continuando la ascensión por las terrazas de la parcela ya que el borde tiene un gran potencial.

 

 

    Los elementos ya existentes son el estanque de mayor tamaño, el pozo y las construcciones de vallas indicadas ya en el plano ( I ), también hay un pequeño número de Alcornoques esparcidos por el terreno y algún laurel y roble de manera singular.

 

 

     La existencia del Alcornoque nos indica un clima con tendencia Mediterranea,  marcando la dirección a seguir y así introducir especies que continúen esta línea climática como por ejemplo el Cerezo.

 

 

 

ESTILO DEL JARDIN

 

 

    Lo que se busca en este proyecto es buscar un espacio natural propio del lugar, donde el punto más alto de su ecología son los vegetales de la familia Quercus suber, Quercus robur y Quercus ilex; Alcornoque, Roble y Encina, Sobreira, Carballo y Aciñeira. Siguiendo técnicas de permacultura o agricultura natural para crear un bosque comestible mediante apilamiento y aprovechando el efecto borde para la plantación de especies frutícolas, hortícolas, ornamentales y medicinales o aromáticas.

 

 

    Los árboles de mayor altura se sitúan en la parte más baja de la finca, (Norte), disminuyendo en porte a medida que se asciende hacia la casa, aprovechando la insolación y así reducir los efectos negativos de la humedad que sube desde el regato, frenándola con una barrera vegetal perenne, también reducirá el ruido, humo y accidentes que provienen de la carretera. También regulan la temperatura ante los flujos de viento, aumentan la evapotranspiración para reducir la humedad de la tierra,  fijan suelo y disminuyen la erosión por escorrentía pasándola a capas más profundas.

 

 

Ayudando al principio con barreras de ramas, troncos y piedras que estén a mano mientras las plantas no estén bien instauradas, que realizarán esta última fijación del terreno, freno de escorrentía y acumulación de sedimentos y nutrientes, a la vez estas servirán como alcorques para la plantación de las plantas ya que tienen buenas condiciones para ello.

 

    La línea descendiente formada por la copa de los árboles hacia la casa junto a la pendiente del terreno hará que las copas del terreno estén al mismo nivel y no sea un obstáculo en las vistas que se encuentran al Norte; las más interesantes.

 

         

 

 

En el diseño se ha tenido en cuenta el emplazamiento de dos zonas de juegos de niñ@s  o  de descanso en arena, estando la más elevada situada en frente del salón para poder estar al cuidado de los niños, mientras se realizan actividades dentro de la casa y la otra  será más frecuentada en verano, ya que puede usarse como piscina el estanque que allí se encuentra, dejando espacio para que pueda verse desde la zona alta de la casa por no tener ninguna planta que interfiera en esta dirección.

 

 

    También se ha pensado en el bajo mantenimiento y gasto energético debido a la poda natural de las plantas, esto no quiere decir que no haya que intervenir sino que siguiendo  en el sentido del cultivo natural la poda se reduce enormemente al igual que el abonado a cargo de leguminosas, ya que se trabaja acorde con los diseños  y patrones  que rigen la naturaleza por ello estas son medidas preventivas ante posibles plagas o enfermedades y así reducir los tratamientos fitosanitarios aunque no se excluyen por oscilaciones del medio ambiente.

 

 

DESCRIPCIÓN DEL AJARDINAMIENTO

 

Balsas de agua

 

una vez realizado el hoyo se extiende una capa de arena sobre la cual se pone una malla geotextil sobre la que irá una capa impermeable de material ecológico o reutilizado (plásticos negros de fresas o restos de plástico de  invernadero…) también otra opción sería incorporar arcilla y que el tiempo valla formando mayor impermeabilidad con el arrastre de sedimentos. Una vez realizada la balsa el desagüe será lateral, enlazando con los cursos de agua que serán corregidos a través del tiempo, tras la observación en los momentos de grandes precipitaciones o mirando las huellas de las fugas en los cursos cuando la lluvia lo permita.

 

La función principal es la de acumular agua creando sitios para favorecer la instalación de diversa fauna, que potenciaran la mejor instauración y con mayor rapidez del bosque creando un medio ambiente propio del lugar.

 

 

    La acuicultura podría ser otra posible función.

 

    Las aguas grises o negras a través de la fitodepuración (depuración con plantas), sería fácil de realizar sumando los cursos de agua y así poder regar las plantas con ellas.

 

    Reducen el efecto de las heladas al igual que la posibilidad de incendio por el ambiente y servirían para apagarlos con una pequeña bomba conectada a una manguera.

 

    También serán un buen espacio para las personas, donde parar y encontrarse con el entorno.                               

   

 

Cursos de agua

 

Puede aprovecharse el agua de los tejados tratando de tener la mayor cantidad de agua en circulación por los regatos y estos comunicarse con los embalses por los desagües laterales, siempre descubiertos.

 

 

    Los regatos se hacen paralelos y en la parte alta de cada  talud, para que mediante un sistema de riego continuo o periódico, baje el agua por gravedad a lo ancho de los taludes para las plantas y disminuir los efectos de las heladas reduciendo en algunas especies la parada vegetativa.

 

     Este flujo de agua puede ser cíclico subiendo el agua para su recirculación o incorporarla al regato situado al Noroeste en la zona más baja de la finca.

    La construcción de los regatos puede ser de la misma manera que las balsas o reutilizando restos de tuberías, cortadas por su sección.

   

 

Riego por goteo

 

Este tipo de riego es necesario para todo lo que se plante durante los dos primeros años, después se pueden reutilizar para otra plantación o dejar en el mismo lugar para épocas de estrés hídrico.

 

    Se dividirá  en dos o más estaciones según los litros por segundo (caudal); en circuitos cerrados  y pasando la tubería por todas las barreras antierosión que servirán como lugar de plantación. Los orificios de goteo los realizaremos donde se encuentren las plantas a excepción de la zona de huerta porque los orificios vienen hechos en una tubería con dosificador de presión y a 30cm unos de otros .El entramado de tuberías  solo discurrirá por la zona de cultivo, la tubería de enlace con el pozo será de polipropileno e irá enterrada a más de 30cm.

   

 

Zona de cultivo

 

Comienza desde la parte más alta de detrás de la casa y está formada por dos terrazas longitudinales Este-Oeste, bien definidas, con un desnivel que empieza por el Oeste, de 0,5m, a 4m en el Este aproximadamente y hasta los limites del Norte es una pendiente muy pronunciada de un 40% .Con terrazas pequeñas formadas por la acumulación de tierra y piedras  producidas por el movimiento de tierras al hacer las primeras terrazas.

 

 

    La mayor parte de la tierra está cubierta con pradera natural que seguirá su proceso de preparación del terreno para las siguientes etapas de sucesión natural. En los lugares de plantación aprovechamos el movimiento de tierra para la siembra de trébol como abono verde. Así, al cabo del tiempo los distintos puntos de trébol; si está en buenas condiciones, se instalará por todos los taludes. A la vez se debería ir colocando los goteos de la tubería e ir fijándola para evitar pisar demasiado los taludes.

 

 

    En la preparación de las zonas de plantación, están las barreras vegetales y las de piedras. Las vegetales consiste en clavar al suelo tablas y troncos de Robiña y ramas de otros árboles entrecruzadas en forma de U invertida para fijar el suelo hasta que las  raíces se hagan con lo que  podría estar enlazada la pudrición o caducidad de la madera y que ya existan raíces que realicen el mismo trabajo. Este tipo de madera es de las más resistentes y es el material más accesible aparte de las piedras que afloraron  tras el movimiento de tierras, que nos servirán para hacer barreras  antierosión y de acumulación de nutrientes arrastrados, al igual que fauna edáfica y puede que algún anfibio entre otros animales, dandose así  condiciones para facilitar el enraizado de las plantas  sin necesidad de excesiva intervención humana.

 

 

    Una vez instalados todos los elementos, el trabajo de mantenimiento se ve reducido a una revisión periódica del riego: filtro, bomba, boquillas, fugas, escorrentías perjudiciales, perdidas en las balsas y redefinir algún curso de agua.

 

 

    En cuanto a la poda, será de corrección, buscando la forma natural, si las condiciones lo permiten, sino hay que esperar a una siguiente generación que provenga de semilla o de un patrón franco que podríamos injertar siendo así más fácil y menos drástica la poda, reduciendo el mantenimiento y aumentar otras cualidades de interés aparte de la esperanza de vida por seguir un sistema orgánico.

 

 

Zona de juego o descanso

 

Estas zonas serán de arena de la más blanca posible con malla geotextil en la parte de contacto con la tierra para evitar la nascencia de plantas adventicias.

    La idea de la arena es crear un ambiente más aséptico para que puedan jugar l@s niñ@s, otra característica es que tiene propiedades para evitar la aparición de Musgo. Estas superficies tendrán un mantenimiento muy reducido.

 

 

    Otra idea es la de crear contrastes de ambiente y colores siguiendo la línea del diseño de la casa que tiene un jardín ZEN de cantaros y arena, con una charca en la cara Sur de la casa. Por eso recuperar las piedras de la finca y colocarlas en las esquinas de las zonas de arena y así romper las esquinas, también plantar especies de origen mediterráneo integrándose mejor en el resto del conjunto.

 

 

Zona de huerta y gallinero móvil

 

Situada al Sureste de la parcela, en la zona más elevada, al mismo nivel del camino de tierra y en cuyo limite Este, comienza una pronunciada pendiente hacia un humedal, que está a unos 20m aproximadamente.

 

 

    Por insolación está bien orientado y por situación también para productos de recolección frecuente: lechuga, pimientos, tomates, apio… Evitando las perdidas de tiempo por su cercanía a la casa. Se puede instalar un gallinero/corral para que las gallinas salgan por la pendiente del humedal y a través de una puerta a la zona de los frutales. Manteniendo la huerta vallada para evitar daños de perros y gallinas.

 

 

    El clima hace viable la construcción de un pequeño invernadero para reproducir hortalizas y cultivar en invierno, conectando el gallinero para trasmitir el calor  durante las noches y que el invernadero durante el día caliente la cama de las gallinas, siendo recíproco el apoyo (simbiosis), una máquina viva.

 

 

Caminos

 

Observando los senderos dejados por los perros, a lo largo de las terrazas, podemos hacer los caminos, ya que son buenos lugares por su geobiología.

    Solamente incorporando arena o zahorra con un ancho de un metro más o menos. Se harán de mayor espesor si es de arena que de zahorra y en las zonas de mayor pendiente, los escalones se realizaran con material local (piedra o madera).

 

 

Se pueden delimitar los caminos con madera de Robinia o ladrillos macizos de arcilla, aprovechando su retención de calor y sus restos sirven como enmienda indirecta de arcilla a un terreno ácido y arenoso, también con piedras que retarden la mezcla de estos materiales con la tierra, para que no crezca vegetación ni se embarre.

 

 

 

 

 

 

 

.

Comments (0)

You don't have permission to comment on this page.